EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

Bueno, bueno, bueno, pues se explica en pocas palabras: ESTOY EN EL PARO.

Si, después de 34 años trabajando, ahora estoy en el paro y como la cosa me temo que va pa´ largo, pues tengo que fogá, ¿sabéis lo que es eso?, pues que necesito algo que hacer para quemar energía.

Trabajando en hostelería, tratas con todo tipo de personas al cabo del día, clientes y compañeros de trabajo, y si además la mayoría son mujeres, que somos muy charlatanas y llevamos muchos años trabajando juntas, filosofamos mucho de familia, noticias, arte, cultura, actualidad en general y cotilleos; pues eso es lo que me falta, compartir.

Cuando estoy cocinando con la radio puesta y me viene a la cabeza algo que creo es interesante y que podría compartir, lo escribo en el ordenador, y como me he apuntado al feisbuk, lo comparto con la corrala cibernética de familia y amigos.

Ahora me han dicho que sería interesante que hiciera un blog. Pues vamos a ello.

Advierto que son cosas mías, igual hay veces que se me va la olla, son cosas cortitas del día a día y los que me leen hasta ahora dicen que les hace gracia, sólo escribo cuando encuentro algo que me inspira y creo que se puede compartir.

SI ME QUERÉIS, SEGUIDME.

jueves, 25 de septiembre de 2014

SEPTIEMBRE CALIENTE

He estado intentando sobrevivir a Agosto poniéndome en remojo todo lo que he podido, e intentando moverme lo justo y necesario, o sea, pa´ ir a la playa, comer y bailar un poco si se terciaba, pero para trabajar, ¡como que me ha costado!. Será por la caló, digo yo, porque mala no estoy, y de vitaminas, con tanta verdura como da el campo, ando sobrá.

Pa´ mis amigas las cocinillas, hice una mussaka estilo la Paca, con unas berenjenas y una fritura de tomates, pimientos y cebollas, light, con las berenjenas cortadas a lo largo, gorditas, saladas y puestas a la plancha para ponerlas blanditas, sin mucho aceite, y luego por capas con el tomate en medio, sazonado con orégano y albahaca y cubierto de puré de patatas y gratinado al horno con un poco de queso. Pues como no le puse carne, mi hija me dijo que eso a ella no le gustaba, -aunque luego se lo comió-, pero de entrada, con la caló que ha hecho metía en la cocina y lo que tardé en hacerlo, pensé: -“la próxima vez, me hago un collar con los pimientos y me pongo dos berenjenas de zarcillos y se acabó la verdura familiar”-. Estoy jarta, ¡pero mú jarta! de gente egoísta y caprichosa.

Esto fue en agosto, pero ahora estamos en septiembre y aunque la temperatura ha bajado un poco, a mi me la ha subido una noticia que he escuchado en la radio, y aunque he dicho muchas veces que este blog no es político, con el bombardeo de noticias políticas,- y más ahora que con las elecciones cerca están desataos-, no tengo más remedio que comentar pa´ fogar, porque me pongo peleona.

La noticia de que la jueza que sigue el caso de los ERES en Andalucía ha mandado a la guardia civil para recoger los papeles de la Junta de Andalucía para seguir destapando el fraude, y le ha dado diez días de plazo para que le entregue la documentación, me hace decir ¡olé y olé y olé! por esta jueza que además de guapa, inteligente y con dos cataplines bien puestos, se pasea con su troley por Sevilla con cara de no haber roto un plato y tiene a la clase política acojoná. Vaya, que si viviese en Marbella, la escoltaba yo todos los días aplaudiéndola, para que no se me hunda,  tire la toalla y no le pueda la presión de los medios a favor de que no se destape este peazo de escándalo. Porque tiene que pagar desde el primero al último, si no, en las próximas elecciones, en las que pretenden borrón y cuenta nueva, nos olvidamos de todo lo robado y volvemos a las andadas. O se para esto ahora, o como ha dicho esta mañana un político, estamos fomentando un caldo de cultivo para que se forme una guerra civil, que beneficia sólo a los políticos corruptos para ocultar lo que durante años han estado mangando a los trabajadores.

Y el resto de España, que grite A MÍ LA LEGIÓN, porque aquí han mandado a la guardia civil, pero anda que no tiene delito ni lo de Cataluña y Baleares, que los gritones que dicen “España me roba”, que miren debajo de su alfombra, a ver quién ha barrido pa´ dentro, porque se creen que la gente es tonta y porque cuatro chalaos griten en televisión, el resto no tiene una opinión propia. Yo los dejaba votar, y así verían lo jarta que tienen a la ciudadanía con sus capotazos para tapar lo que han robao allí también. Por eso digo que hay que luchar y apoyar para que paguen desde el primero al último y no permitir que hagan borrón y cuenta nueva, que el que estuvo no se vaya de rositas, si no, esto nunca acabará.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada