EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

Bueno, bueno, bueno, pues se explica en pocas palabras: ESTOY EN EL PARO.

Si, después de 34 años trabajando, ahora estoy en el paro y como la cosa me temo que va pa´ largo, pues tengo que fogá, ¿sabéis lo que es eso?, pues que necesito algo que hacer para quemar energía.

Trabajando en hostelería, tratas con todo tipo de personas al cabo del día, clientes y compañeros de trabajo, y si además la mayoría son mujeres, que somos muy charlatanas y llevamos muchos años trabajando juntas, filosofamos mucho de familia, noticias, arte, cultura, actualidad en general y cotilleos; pues eso es lo que me falta, compartir.

Cuando estoy cocinando con la radio puesta y me viene a la cabeza algo que creo es interesante y que podría compartir, lo escribo en el ordenador, y como me he apuntado al feisbuk, lo comparto con la corrala cibernética de familia y amigos.

Ahora me han dicho que sería interesante que hiciera un blog. Pues vamos a ello.

Advierto que son cosas mías, igual hay veces que se me va la olla, son cosas cortitas del día a día y los que me leen hasta ahora dicen que les hace gracia, sólo escribo cuando encuentro algo que me inspira y creo que se puede compartir.

SI ME QUERÉIS, SEGUIDME.

lunes, 23 de marzo de 2015

EL DÍA DEL PADRE

¡Y ahora qué pasa!, pues que es el día del padre y el mío hace años que murió. Sufría una enfermedad crónica grave y durante años estuvimos entrando y saliendo del hospital cada cierto tiempo, por eso, en fechas señaladas, procurábamos estar con él, no fuese a ser el último año. Yo lo quería mucho por gracioso y por buena gente, y aunque no soy tan sentía como mi cuñá, -que era el ojito derecho de su padre y tenía una conexión súper fuerte-, creo que, ni por esperarlo ni porque sea de repente, nunca es buen momento para que te dejen, pero como dice mi marido: -“al que le que toca…  le toca”.

Ya son mis hijas mujeres y deben de felicitar al suyo, mi marido, que es lo que toca. Lo que toca, siiiiiii, lo que toca, y a la que le toca la cocina es a mí, porque no es festivo, y se han ido a comprarle unos bombones de licor, que son los que le gustan, dejándome a mí el menú. ¿Qué pasa?, pues que son muchas horas en la cocina y sola con la música da tiempo a visualizar algunas cosas de tu vida, y las comparto en el blog, pero esta vez me voy a poner creativa con el menú.

Si tienes la suerte de contar con un amigo buzo que te pueda coger un cubo de mejillones del torreón del cable en luna llena, olvídate de atrezzo, los haces al vapor con limón. Pero si andas con la economía de guerra y compras una malla de las que venden en el supermercado, pues a por el atrezzo, porque… no sabes cómo saldrán y por eso aquí comparto receta exprés con mis amigas cocinillas: chorreón de aceite a la cazuela, media cebolla picadita. Cuando está dorada, ajo, perejil, chorreón de tomate frito, medio vaso de vino blanco, añades los mejillones, los tapas y a cocer con su propio jugo. Si no están muy gordos, al menos les gustará la salsa. El mismo atrezzo para almejas o cualquier molusco de concha.

Pollo en pepitoria: Pollo troceao con sal y pimienta, chorreón de aceite y a freír. Cuando están doraditos apartar y reservar. Luego añadir a ese mismo aceite media cebolla picada, almendras y ajos pelados,  cuando están fritos apartar y poner en un vaso de la picadora con un poco de agua, medio vaso de vino blanco, pastilla de caldo, azafrán y a moler, no mucho, para incorporar a la sartén con el pollo y cubrir con la mezcla. Cocer hasta que consuma el caldo y añadir un par de huevos picaditos antes de servir. Guarnición de arroz blanco.

Luego me llama mi madre y me dice que está sin frutita, y aprovecho un poco para preparar el postre especial, igual, comparto receta para mis amigas cocinillas: en una copa ancha poner un fondo de fruta picada, en la sartén aceitada, un puñado de almendras peladas con un poco de zumo de limón y cubrir de azúcar, cuando está dorada a punto de caramelo se añade por encima de la fruta que al enfriar hace una costra dura y luego se vuelca un flan y se rodea de nata montada. Espectacular, pero como no tengo móvil aún, no hay fotos, lo siento. Mi hermano me putea porque no tengo móvil y me intenta convencer de que en vez de quedarme leyendo en mi rinconcito del sofá coja el móvil fashion y un cuenta libros y lo vaya oyendo a la par que ando, y cuando me canse cambie a musiquita, así puedo a la vez estar conectada en el family y cotillear. Pero si me quedo sin batería a la mitad del camino, se han regalado un cargador externo que parece medio ladrillazo, y entre el cacho de móvil y el ladrillazo por si me quedo sin batería, necesito una bolsa riñonera pa´ cargar con el equipo… lo siento, no estoy pa´ sufrir, pero sigo esperando mis gafas conection con wasap holográfico y cámara que se active con el pestañeo.

Mis hijas me dicen que las tartas del escaparate que han visto no se atrevieron a comprarla para su padre. Yo no las he visto, pero me dicen que eran como corbatas eróticas, mi chica me las describe como un cipote mandingo…, me dicen que había una señora mayor y la vieron hasta un poquito excitada, mi chica me dice pensaría la mujer “madre mía, qué ven mis ojos” mientras se alejaba y no se sabía si la compraba o no, porque las veía un poco blanditas.

Bromas aparte, en fin, el menú se comió todo, se le hizo la fiesta apropiada, se tomaron bombones de postre y otro día del padre superado…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada