EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

Bueno, bueno, bueno, pues se explica en pocas palabras: ESTOY EN EL PARO.

Si, después de 34 años trabajando, ahora estoy en el paro y como la cosa me temo que va pa´ largo, pues tengo que fogá, ¿sabéis lo que es eso?, pues que necesito algo que hacer para quemar energía.

Trabajando en hostelería, tratas con todo tipo de personas al cabo del día, clientes y compañeros de trabajo, y si además la mayoría son mujeres, que somos muy charlatanas y llevamos muchos años trabajando juntas, filosofamos mucho de familia, noticias, arte, cultura, actualidad en general y cotilleos; pues eso es lo que me falta, compartir.

Cuando estoy cocinando con la radio puesta y me viene a la cabeza algo que creo es interesante y que podría compartir, lo escribo en el ordenador, y como me he apuntado al feisbuk, lo comparto con la corrala cibernética de familia y amigos.

Ahora me han dicho que sería interesante que hiciera un blog. Pues vamos a ello.

Advierto que son cosas mías, igual hay veces que se me va la olla, son cosas cortitas del día a día y los que me leen hasta ahora dicen que les hace gracia, sólo escribo cuando encuentro algo que me inspira y creo que se puede compartir.

SI ME QUERÉIS, SEGUIDME.

jueves, 30 de abril de 2015

UN MAL DÍA LO TIENE CUALQUIERA


Los canales de ayuda a la sociedad necesitan un cateterismo, porque, lo mismo que en el anuncio de la bebida pa´ el colesterol que anuncia la tele, se han posao unos chupópteros ateromas que bloquean estos canales y se nutren de lo que hay destinado a la sociedad sufriente. Con un cateterismo, -patada gorda en el culo, que es lo mismo- se sacaría toda esta podredumbre del área de confort en el que llevan tiempo instalados, y volvería el flujo de ayuda, pero saneado.
¿Que por qué vuelvo a sacar esta reflexión?, pues porque cuando se me sube la tensión y me sale humo por las orejas, o fogo o desfogo o exploto, y para eso es este blog, pa´ compartir con mis amigos cibernéticos todos mis exabruptos y decir mi verdad, la que me sale de las tripas, la que siento, y yo, cuando siento tan fuerte que se me retuercen las tripas, necesito contarlo. Primero a mi familia, la que me corre por las venas, la que empatiza conmigo,  me entiende y habla mi idioma, y luego con esta comunidad cibernética, donde me encuentro de todo, y eso me encanta. Porque creo que cuando vas con la verdad y la sinceridad por delante, todo el mundo es igual… ¡¡y una mieeeeeerda!!, pero de comentarios negativos no voy a hablar, positivo, siempre en positivo… pero me tengo que desfogá.

¿¿Que qué me ha pasao??, pues paso a relatar los hechos, y como en mi misma situación hay toda una calle, espero ceñirme a la verdad, porque ya me han puesto bastante de tonta.

Hace alguna semana, en la Avenida Mayorazgo, donde vivo, vi que el Ayuntamiento había puesto los carteles esos que dicen “prohibido aparcar por obras”, no lo leí entero, sólo la fecha, comienzo el 3 de Marzo, martes. El miércoles por la mañana veo a un policía municipal quitar la cinta policial que une las señales, y las señales amontonadas. Vale, pues por la noche, toda la calle estaba aparcada de coches y por la noche, aparco el mío.
El jueves por la mañana, a la vuelta de mis quehaceres, me encuentro la calle tomada por los que alquitranan y ¿dónde estaban los vehículos aparcados?, no queda ni uno, sólo están los camiones de la obra. Le pregunto a los obreros que dónde está mi coche y me dicen “que no saben, que eso los municipales, que ellos tenían que haber comenzado la obra el lunes o martes, pero que por la lluvia comienzan el jueves”, -que es cuando realmente llovió y como son los cherifs de las obras, aquí nadie pone orden ni ná… ¡y ala!, se me han llevao el coche. Pregunto, y resulta que está en el parque donde los suele llevar la grúa. Voy al parque y me cascan casi cien euros por la retirada de mi vehículo, con impuesto sobre la estancia ¡en horas!, y me dice que el Ayuntamiento no tiene nada que ver, que eso es una compañía… pero el papel del pago es del Ayuntamiento (¿¿¿???) Y además, me han puesto una multa de doscientos euros por aparcar en zona prohibida.
Es injusto, es un robo a mano armada y es un abuso de autoridad, porque el policía retiró la cinta un día antes de la llegada de los camiones de la obra. Es a la maldad, al afán de recaudar por parte del ayuntamiento para seguir con sus sueldazos. ¿Pues sabéis lo que os digo?, que se gasten mi dinero en mariscos y los disfruten, y luego tengan que pedir un préstamo pa´ curarse las cagaleras. No tengo pruebas ni fotos que demuestren cómo quitó el policía municipal  la cinta, pero yo lo vi y el Ayuntamiento actuó a la maldad, y me dan la opción de pagar antes de 20 días con un descuento, pero también de poner una reclamación, que como no tengo pruebas, tardará un par de meses en resolverse y pagaré la multa entera. Pero yo sé lo que vi y no había cinta que acordonara la zona, y las señales estaban escondías. 

Menudo día de mi cumpleaños. Muchas gracias al Ayuntamiento de Marbella por el regalito. Que paséis un buen día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada