EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

Bueno, bueno, bueno, pues se explica en pocas palabras: ESTOY EN EL PARO.

Si, después de 34 años trabajando, ahora estoy en el paro y como la cosa me temo que va pa´ largo, pues tengo que fogá, ¿sabéis lo que es eso?, pues que necesito algo que hacer para quemar energía.

Trabajando en hostelería, tratas con todo tipo de personas al cabo del día, clientes y compañeros de trabajo, y si además la mayoría son mujeres, que somos muy charlatanas y llevamos muchos años trabajando juntas, filosofamos mucho de familia, noticias, arte, cultura, actualidad en general y cotilleos; pues eso es lo que me falta, compartir.

Cuando estoy cocinando con la radio puesta y me viene a la cabeza algo que creo es interesante y que podría compartir, lo escribo en el ordenador, y como me he apuntado al feisbuk, lo comparto con la corrala cibernética de familia y amigos.

Ahora me han dicho que sería interesante que hiciera un blog. Pues vamos a ello.

Advierto que son cosas mías, igual hay veces que se me va la olla, son cosas cortitas del día a día y los que me leen hasta ahora dicen que les hace gracia, sólo escribo cuando encuentro algo que me inspira y creo que se puede compartir.

SI ME QUERÉIS, SEGUIDME.

domingo, 23 de octubre de 2016

BUSCANDO VOTOS


A ver, a ver, un poquito de por favor: que alguien me explique, alguien de todos mis queridos amigos del ciberespacio, -que sé que tengo algunos hasta instruidos-, que se dignen a explicarme en qué mundo de yuppies vive la ministra ésta que ha dicho que los españoles podremos cobrar la pensión y seguir trabajando y además cobrar el cien por cien del sueldo, ¿hacia quién miraba cuando hacía esta declaración o en quién pensaba?.

Sin supuestos ningunos y sin cortapisas oigo esta declaración, y yo, la Paca, que vive de un sueldo de trabajadores que sueñan con llegar vivos a jubilarse algún día, con un mínimo de pensión digna, pienso: A ver si ésta se cree que la mayoría de los españoles cobramos dos o tres mil euros al mes, por aposar el culo en un despacho  y luego nos vamos a jugar al golf, y si además me dan la pensión, pues la cojo y así tengo para el club de campo y también puedo jugar al golf en invierno en Argentina…, por poner algo.  

No ha pensado en que la mayoría de los trabajadores, con la reforma laboral, son mileuristas y tienen hernia de disco de doblar los riñones trabajando, y que sueñan con jubilarse y por fin sentarse en un banco en la puerta del súper, haciendo el recuento de las Marias que van a la compra, y charlar con los compañeros del dominó, que por desgracia ya van faltando, y a lo mejor, la gran mayoría, hasta tienen que ayudar a los hijos que están en paro. Saltando de júbilo los veo si la ministra además, al hablar de poner su experiencia como trabajadores, los pone de jefes de obra, les da una libreta y les pone un sueldo, acorde con su experiencia.

¡Ay!, pero me parece que en sus palabras no se refería a eso, a poner su experiencia al servicio de alguna empresa, por ejemplo un repartidor del Supermercado, una cajera con 30 años de experiencia o un alicatador de cuartos de baños… no, creo que no se refería a esa experiencia.

Me temo que  más bien se refería a posicionarse en una multinacional como asesor y cobrar del gobierno y de la multinacional para seguir aposando el culo y pensar de qué manera seguir ganando dinero, ¡como nos tienen acostumbrados!, riéndose del trabajador y poniéndonos las tripas negras, para que dentro de poco hagamos otro juicio de valores y se rían de todos los españoles diciendo que, como lo dijo la ministra, era legal.

¡Ya está bien, por favor, ya está bien! ¡Trabajen para el pueblo y no sólo para ustedes, políticos chupópteros de la salud de la clase trabajadora!  

Por favor... Si estoy equivocada en la percepción de esta noticia que alguien me la aclare, porque estoy negra.

Y no escribo más porque no tengo tiempo, no porque no tenga nada que decir... 

El otro día  íbamos en el coche, y como últimamente, o hablamos de las madres que andan un poco gagás o de la política y lo convulso que está el mundo, le digo yo a mi gente: vamos a ver, si vamos cuatro en el coche y tres queremos ir a un sitio y una a otro, ¿quién manda?, además de quien conduce, la mayoría ¿no?

¿Qué hacemos con la persona en desacuerdo? En democracia, creo, acataría lo que dice la mayoría y con más o menos ganas, vendría con nosotros. Siempre algo se aprende. O en caso de que se pusiera muy negativa, si hubiese que dar media vuelta y dejarla en el punto de partida, habría que consensuarlo. Pero si te dejamos atrás, no seas h. de p. y nos rajes las ruedas ni nos estropees el coche. Espera a que volvamos y lo hablamos. Que esa dirección no fue la correcta y tenías razón…, probaremos con la tuya, pero la próxima vez, y espérate a que volvamos, no seas cabronazi, de quererlo todo ya, y con malas artes. 

Pues eso, que la oposición se está poniendo rebelde y habrá que estar al loro. 

We keep in touch… tú ya sabes. 

 




 

1 comentario:

  1. pero para eso les hace falta mucho "potaje" POR COMER

    ResponderEliminar