EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

EL POR QUÉ DE ESTE BLOG

Bueno, bueno, bueno, pues se explica en pocas palabras: ESTOY EN EL PARO.

Si, después de 34 años trabajando, ahora estoy en el paro y como la cosa me temo que va pa´ largo, pues tengo que fogá, ¿sabéis lo que es eso?, pues que necesito algo que hacer para quemar energía.

Trabajando en hostelería, tratas con todo tipo de personas al cabo del día, clientes y compañeros de trabajo, y si además la mayoría son mujeres, que somos muy charlatanas y llevamos muchos años trabajando juntas, filosofamos mucho de familia, noticias, arte, cultura, actualidad en general y cotilleos; pues eso es lo que me falta, compartir.

Cuando estoy cocinando con la radio puesta y me viene a la cabeza algo que creo es interesante y que podría compartir, lo escribo en el ordenador, y como me he apuntado al feisbuk, lo comparto con la corrala cibernética de familia y amigos.

Ahora me han dicho que sería interesante que hiciera un blog. Pues vamos a ello.

Advierto que son cosas mías, igual hay veces que se me va la olla, son cosas cortitas del día a día y los que me leen hasta ahora dicen que les hace gracia, sólo escribo cuando encuentro algo que me inspira y creo que se puede compartir.

SI ME QUERÉIS, SEGUIDME.

sábado, 29 de octubre de 2016

EPIGENÉTICA



Muy interesante la conferencia sobre genética y epigenética,  sí señor.
Si no sabéis de qué va, os lo cuento. Vamos, sólo con que os interese esta crónica, os va a quedar clarito, clarito.
Porque hay que estar al día, si no, de qué me voy a encontrar yo en la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga escuchando a este Catedrático de bioquímica y biología molecular, con un currículum de estudios en el que se encuentra haber practicado con un profesor dos veces premio Nóbel en Estados Unidos, que tira pa´ tras, y que además, nació en Málaga, presume de haber estudiado en El Palo, y que, a pesar de llevar más de cuarenta años trabajando en Madrid, no ha perdido el acento andaluz y lo lleva a gala ¿eh?, de complejos.
Pues eso, que la conferencia comenzó haciendo referencia a la habitación de las moscas de la fruta, donde comenzaron los fundamentos de la genética moderna. Lo que yo entendí, igual no es muy científico, pero para saber de qué manera la genética manda, deben pasar al menos tres generaciones, y como las moscas tienen una vida corta, pues eso, que a una mosca le dan  hoy radiación, dentro de tres días la observo y, veo de qué manera le ha afectado genéticamente a su descendiente, que le cambió de esta posición las antenas, pues dentro de tres días veré en qué se ha modificado genéticamente a su descendiente… y así estuvieron unos científicos en la “fly room”, entreteníos por un tiempo.
Luego vino el descubrimiento del genoma humano. Las cadenas del ADN y el estudio de las enfermedades y la disposición de los hilos de la vida. Peazo  de explicación de hasta dónde han llegado los científicos sobre genética, da miedo de todo lo lejos que han llegado a descubrir y estudiar  para saber por qué las células se comportan de una manera o de otra. Tomar una célula de la piel y por medio de cambios en su estructura, cultivarla en una placa y hacerla latir, como si viniese directamente del corazón… pone los pelos de punta.
También nos explicó que ahora por mil euros te hacen un estudio de toda tu cadena genética, que saber lo que escondes en tus genes era lo más de lo más, y que no sirve de ná, pero de de , porque ahí es donde entra la EPIGENETICA.
¿Qué hace la EPIGENETICA?, pues hace referencia a que aunque tus genes te predispongan a padecer algún tipo de alteración, este estudio moderno determina que depende del ambiente externo el comportamiento celular y no sólo por la herencia, o sea, por lo que yo entendí, las cadenas de ADN son como un plato de lombrices, todas apretás y revueltas y ahí no entra nada; pero en algún momento, debido  a factores externos (alimentación, deporte, adicción, tóxicos) se produce una modificación en la actividad del ADN, pero sin alterar la secuencia genética, o sea, que las lombrices se separan y entra un determinante que hace reaccionar el ADN y puede desarrollarse o no algún tumor, o evitarse algún comportamiento al que genéticamente esa persona estaba  predispuesta. Entonces por eso, aunque lleves escrito en tu ADN, porque familiarmente tienes predisposición al cáncer de mama, con la epigenética se ha comprobado que cuando las cadenas de ADN no están tan apelmazadas, cosa que no saben por qué ocurre, -estamos estudiando y trabajando en ello, oiga-, se producen unas reacciones químicas que modifican la actividad del ADN, alterando su comportamiento y estas marcas pueden ser transmitidas a generaciones futuras.
Pues eso, se está investigando todavía por qué cuando mi hermana le dijo a su hijo recién nacido en la cuna, “hijomío pero qué feo eres”, en ese momento se nota que la cadena de ADN no estaba apelmazá, y entró esa información, generando que se produjera una reacción química en su ADN que lo traumatizó, y ella lo notó. Que las madres para eso somos muy intuitivas. Pero también nos han dicho que puede ser reversible, o sea, que como ella lleva treinta años diciéndole lo guapo que se puso al poco tiempo, hay esperanzas. Poder explicar científicamente estas cosas, es un alivio, la verdad.
Nada, que el futuro está en la formación continua, y allí estábamos nosotras acompañando a la mininilla en la suya. Seguiremos estudiando el tema y mientras… we keep in touch, no lo dudéis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada